Atención al cliente: 913 776 623 Cita Previa Contacto

SACRO-CRANEAL

Tratamiento de las disfunciones
Herbarum Natura

Sacro-CranealEsta técnica se utiliza para ayudar a liberar tensiones, aumentar energía y, ante todo, poder influir en afecciones sensitivas, motoras o neurológicas cuyo origen es la osteopatía y que se empezó a expandir por el mundo en el siglo XX gracias a las investigaciones llevadas a cabo por el Dr. William G. Shuterland.

La técnica sacrocraneal (también llamada craneosacral) se basa en la existencia del Impulso Rítmico Craneal (IRC). El encéfalo (cerebro, cerebelo, bulbo raquídeo, y todo el conjunto de estructuras que alberga el cráneo) está envuelto por una fina capa, a modo de bolsa, llamada duramadre. Esta piel se extiende por el interior de la columna, forrando la médula espinal, hasta llegar al hueso sacro, donde acaba en la cola de caballo -lugar donde se bifurcan las terminaciones nerviosas-. Es por esta bolsa por donde circula el líquido cefalorraquídeo (LCR), que es renovado constantemente. Para este proceso, el LCR es bombeado rítmicamente a través de cambios de presión, similares a los de una bomba hidráulica, creando movimientos de contracción y expansión, originando así una especie de respiración, un pulso. La sutileza del IRC no debe ser confundido con el pulso cardiaco ni con el movimiento propio de la respiración.

A grandes rasgos, un cuerpo humano está compuesto por esqueleto, músculos y órganos. Tanto los músculos como los órganos se hayan envueltos en una fina bolsita membranosa, como si estuvieran recubiertos por una especie de film transparente, lo que se conoce como fascia. Por lo tanto, si eliminamos los tres componentes básicos –huesos, músculos y órganos–, nos quedaría un humano compuesto por bolsitas de “film transparente”. Estas fascias que recubren todo el cuerpo están en contacto unas con otras, y por lo tanto la modificación de una es trasmitida a la adyacente, y así sucesivamente.

De este modo, la técnica sacrocraneal se basa en aplicar pequeñísimas presiones de apenas 5 gr sobre tus huesos del cráneo, ya que es una de las estructuras que permitirá «respirar» a todo lo que envuelve, intentando hacer puntualización en las suturas craneales que es lo que lo mantienen sellado.

La técnica también incluye sostener o flexibilizar ciertas estructuras como cabeza, brazo, pierna, etc., pues así se buscará y se ayudará a desanudar los tejidos que se encontrarían en compresión. Además, se trabaja el camino a lo largo de toda la conexión entre el cráneo y el sacro. Así, el terapeuta nunca va a imponerte una fuerza que tu cuerpo pueda rechazar, sino que dejará «hablar» a tu cuerpo. El conjunto entre cuerpo y mente nos da la capacidad de auto curación una vez que se reestablece el equilibrio energético.

Está indicada en el apoyo de la fibromialgia, insomnio, migrañas, afecciones musculares, escoliosis, hernias, estrés…y también en otro tipo de problemas como autismo, estreñimiento, hipotiroidismo, asma, hiperactividad, ansiedad, entre otros. Está indicada para todos los públicos, incluyendo bebés y niños, ya que no presenta efectos secundarios ni contraindicaciones. A su vez, también puede aplicarse a embarazadas o mujeres en periodo de lactancia o a personas tras una operación quirúrgica o que hayan sufrido algún accidente.

Herbarum Natura - SacroCraneal